Ermita de la Lugareja en Ar茅valo

Esta joya del románico del ladrillo es quiza la mayor muestra de este arte en nuestra Comunidad Autónoma. Sobre un zócalo de mampostería, la planta se estructura en tres ábsides, el central más grande que los laterales, y un crucero con tres naves, la central cuadrada y rectangulares las laterales extrañamente «incomunicadas», hasta el extremo de parecer desmesurados tramos rectos.

Los tres ábsides, cuyos torales son arcos ligeramente apuntados, se cubren con bóvedas de horno que descansan sobre impostas de esquinillas. Sobre otras iguales apean las dos bóvedas de las naves laterales del crucero, son éstas, una de cañón apuntado y otra de aristas, y están separadas por un fajón que arranca de ménsulas de ladrillo divididas en cuatro zonas y un cimacio, éste lo forman 5 hiladas de ladrillo plano y aquéllas, ocho ladrillos en sardinel perfilado en caveto y una hilada de plano sobre ellos.

El tramo central del crucero es un cuadrado con arcos apuntados en cada lado y cuatro pechinas en las esquinas que sustentan un tambor cilíndrico con arquerías ciegas —salvo cuatro horadadas por ventanas— que se decoran con pétreos capiteles con rosáceas.

Joya enviada por:

UNA VEZ FINALIZADO EL CONCURSO, LOS COMENTARIOS SIGUEN EN EL FORO ABIERTO EN ELNORTEDECASTILLA.ES

IR AL FORO